jueves, 18 de enero de 2018

Diario de Campaña: Sesiones 30 y 31 (una noche en la opera)

En nuestro último resumen dejamos a nuestros aventureros explorando las cavernas bajo los salones de Zelligar y Rogahn. Desde entonces hemos podido jugar dos sesiones más. Es hora de registrar lo acontecido.

Sesión 30


Al final el grupo decide descender al completo al segundo nivel de los salones de Rogahn y Zelligar, incluyendo a Raon. Sin duda el complejo recibió las atenciones de sus antiguos dueños, pero por alguna razón estos no pudieron terminar las obras. En su exploración preliminar los aventureros descubren signos claros de que partes del nivel son ahora la residencia de una comunidad de hormigas gigantes. Ya se han enfrentado a estas criaturas durante la exploración de las ruinas del castillo de Falcongrís y, no deseando verse en las mismas, evitan cualquier enfrentamiento.

Ya de vuelta hacia la entrada, se detienen a forzar la única puerta que han encontrado cerrada. No les lleva mucho tiempo abrirla. La nueva sala contiene dos plataformas de piedra que parecen estar diseñadas para contener dos sarcófagos. Las plataformas están vacías, pero dos haces de luz como el encontrado en el laboratorio de Zelligar los iluminan. En el centro de los haces hay varios objetos: una espada, un escudo, una varita y un anillo.

Volkas identifica los objetos como artefactos mágicos y, al acercarse a recogerlos, ve claramente una zona donde las sombras se vuelven más oscuras. Se trata de otra sombra guardiana. Gracias al enfrentamiento que tuvieron contra el guardián del laboratorio, ahora están más que preparados. Mylon apela a la fuerza de Pelor y Volkas utiliza el resto de su poder arcano. La sombra es destruida bajo la acción de varios conjuros de luz y nuestros aventureros escapan del lugar con los objetos mágicos en su poder.

No parece que los salones de Zelligar y Rogahn guarden más secretos -o al menos más secretos atractivos para los aventureros-. Es hora de regresar con las ganancias a Falcongrís. Durante el trayecto Volkas estudia los artefactos mágicos e identifica someramente sus propiedades. Delar se queda con la espada, Mylon con el escudo y Volkas con el anillo y la varita. Jidra, el clérigo de Fharlangh, no parece interesado en ninguno de los objetos pero sí comparte la preocupación del resto del grupo por el símbolo que los gnolls tenían y que coincide con el que ya vieron durante su viaje a la Costa Salvaje.


Sesión 31


Ya de vuelta en Falcongrís, el grupo vuelve a ocupar sus habitaciones en la posada del Dragón Plateado. Olaf, el dueño, no tiene problemas en alquilarle un pequeño espacio a Volkas para los enseres del laboratorio de Zelligar por 10 mo al mes.

Con el tema del espacio resuelto, el grupo visita la biblioteca de la ciudad. Asistidos por Luel, la acólita de Boccob, buscan información sobre el extraño símbolo. Tras varias horas de estudio, nuestros aventureros descubren que ese mismo símbolo fue utilizado por una secta emplazada al oeste del bosque nudoso, adoradores de los elementos y conocidos como los seguidores del mal elemental. La secta fue destruida y dispersada diez años atrás por una fuerza dirigida por el príncipe Thrommel, que aglutinó caballeros de Verbobonc, Veluna y la propia Furyondia. Con esta nueva información es hora de visitar a Coran, el capitán de la guardia que les consiguió la misión en la Costa Salvaje. ¿Qué relación puede tener una organización esclavista con una secta desaparecida diez años atrás? Los aventureros no tienen la respuesta. Por si esto fuera poco, el propio príncipe Thrommel desapareció dos años atrás y aún hoy en día se desconoce su paradero.

Con todo las sorpresas aún no han acabado, pues Coran no se encuentra en su puesto y es la comandante Elena quien les recibe. Así se enteran de que Coran ha desaparecido investigando algún hecho en las inmediaciones de "El Pozo", un lugar donde se llevan acabo combates de gladiadores. ¿Estará relacionado con el resto de desapariciones que últimamente se están detectando en la ciudad? No está claro, pero nuestros aventureros deciden investigar el asunto. Por suerte al día siguiente hay programado un espectáculo en el local.

Los aventureros deciden pasar el resto del día reuniendo información sobre el lugar. A través de Olaf se enteran de que el dueño del local es un noble llamado Andrade Mirrius, aunque rara vez aparece por el lugar, que deja en manos de Pitean Morvannis, un afamado y antiguo gladiador. Volkas decide entrevistarse también con su Elisa, su contacto en el gremio de ladrones. Así se entera de que el gremio también tiene intereses en El Pozo, ya que un mediano llamado Simpkin "el comadreja" controla las apuestas para la organización.

La noche siguiente nuestros aventureros no faltan a la cita. Mezclados entre el resto de asistentes tratan de tener los ojos y oídos bien abiertos. El último acto es el que más les llama la atención. Cuatro humanos mal vestidos y peor equipados se enfrentan al campeón trol del coso. No tardan en ser abatidos. Los aventureros averiguan que son personas que no han podido hacer frente a sus deudas con el duque Garand, un prestamista que parece dirigir los asuntos en el barrio de los extranjeros.

Tras ese último combate, el local va quedando vacío. El grupo decide retirarse hasta su posada, aunque acuerdan que Volkas regrese haciendo uso de su conjuro de invisibilidad. Su perseverancia se ve recompensada cuando las puertas traseras de "El Pozo" se abren y dos hombres sacan tres cuerpos en una carretilla. Volkas los reconoce como tres de los luchadores abatidos por el trol. De un callejón cercano salen entonces dos hombres más que recogen los cuerpos y los arrastran hasta una entrada a las alcantarillas. Volkas descubre que el callejón están bien vigilado por dos hombres ocultos entre las sombras. Si no fuera por su invisibilidad seguramente habría sido descubierto. Con esta nueva información regresa a la posada...





  

miércoles, 10 de enero de 2018

Descargas: Hoja Editable para Eirendor

Una vez terminado el desafío de los 30 días toca ir retomando otros temas. Y uno de los primeros de los que quiero ocuparme es esta ficha editable para Eirendor. Está creada a partir de la hoja diseñada para la aventura A4 El Palacio de los Sueños.

  • Ficha Editable para Eirendor (PDF, ODG)
Hace ya varias semanas que la terminé, pero no la publiqué con la esperanza de encontrar una forma de incluir las fuentes utilizadas dentro del propio PDF. Lamentablemente no he sido capaz de lograrlo, por eso la descarga del PDF es un ZIP que contiene dichas fuentes (los diferentes estilos de la fuente libre Averia). Para disfrutar de la ficha sin problemas será necesario instalar las fuentes, normalmente haciendo doble click en cada fichero TTF. En cualquier caso, si alguien conoce de algún método para embeber las fuentes, por favor que deje un comentario.

Y para hacer la entrada un poco más útil, comentaré que usé LibreOffice Draw para crear la ficha. Si alguien se ha preguntado alguna vez como hacer una ficha editable, quizás este pequeño tutorial le resulte útil.

Empezaremos creando un nuevo proyecto de Draw. Cargaremos nuestra hoja de personaje como fondo y nos aseguraremos de que la barra de controles para formularios está visible (pinchar sobre las imágenes para ver a tamaño completo).

 
En ese momento tendremos que entrar en modo "Edición".


Ahora toca emplazar los controles sobre la imagen de nuestra hoja de personaje. Basta con seleccionar que control queremos añadir y hacer un rectángulo con el ratón donde queremos añadir la información editable. La mayoría de las veces utilizaremos cajas de texto, tal y como se muestra en la siguiente imagen.


Haciendo click con el botón derecho sobre la caja de cualquier control seleccionado podremos acceder a sus propiedades, como la fuente que usa, su texto por defecto, si debe dibujar un marco o ser completamente transparente, etc.



Por último, una vez hayamos añadido todos los controles que necesitemos exportaremos el fichero como PDF. Lo haremos desde el menú "File/Archivo". La imagen que sigue muestra los valores que suelo usar yo para la exportación.


Como ven el proceso no podría ser más sencillo -que no rápido-. Y como decía al principio tiene la pega de que las fuentes utilizadas no se "embeben" dentro del PDF. En cualquier caso si tienen cualquier duda estaré más que encantado de intentar ayudarles en la sección de comentarios, y también tienen el enlace al fichero de Draw de esta hoja, que puede utilizarse como ejemplo.

sábado, 30 de diciembre de 2017

El Desafío (4ª) - Día 30: Conclusiones

Y con esta entrada terminamos el reto de los 30 días lanzado desde La Torre de Ébano. Como la respuesta de hoy va a ser especialmente corta aprovecho y añado las conclusiones.

¿Cual crées que es tu mejor baza como narrador? ¿Cuales son tus recursos narrativos favoritos?


Aunque ya sé que no es exactamente la misma pregunta, mi respuesta no es muy diferente a la que di para la entrada sobre compromiso. No creo poseer ninguna baza especial como "narrador" más allá de mi compromiso con lo que empiezo y con la intención de que todos los jugadores disfruten por igual. Otra cosa es que lo consiga, claro. Y por la misma razón debo reconocerme desconcertado por la segunda pregunta. No soy capaz de responder nada coherente a la misma.

Conclusiones


Y terminó el reto. Como ya pasara con la primera edición lo he pasado en grande. Sé que para muchos no deja de ser un incordio. Una buena cantidad de blogs dando la tabarra a diario y llenando los "timelines" de Google+ con información poco interesante. Aunque respetable, no puedo estar más en desacuerdo.

A nivel personal es una gran oportunidad para hacer un poco de introspección. Muchas de estas preguntas tratan temas sobre los que no suelo pararme a pensar, así que el reto es una buena oportunidad para conocerme un poco mejor. Por si eso fuera poco, tengo la suerte de que varios amigos participasen también, por lo que he podido seguir sus respuestas y debo reconocer que me he sorprendido con no pocas de ellas. 

En cuanto al formato y las preguntas del reto, lo primero es dar las gracias a +Yop, La Torre de Ébano por la organización. Idear 30 preguntas que no estuvieran en los retos anteriores no es fácil. También es normal que con un número tan elevado de preguntas, algunas nos resulten más interesantes que otras. Personalmente pienso que el reto podría beneficiarse de un número más reducido de preguntas. Quizás la mitad. Así tendríamos dos días para responder a cada una, se generarían menos entradas, estas podrían ser más extensas y preparadas, y habría más posibilidades de que todas nos resultasen interesantes. Ah, y a ser posible que no sea el mes de diciembre ;-)




viernes, 29 de diciembre de 2017

El Desafío (4ª) - Día 29: Tirar dados

Entrada cortita para ir cerrando el reto de los 30 días. 

Un colega tuyo viene comentándote "jugamos la partida sin tirar un solo dado", ¿piensas que es un mérito o un defecto? 


Lo primero que pienso es "pero que suerte tienes jodido". No por tirar o dejar de tirar dados, sino por haber jugado. Luego igual si es colega cercano hasta me cabreo por no llamarme. Y ya por último me fijo en lo de los dados.


De primeras dejemos claro que cada uno puede jugar como le de la gana. Si en su grupo se lo han pasado bien, pues que tiren millas. Mientras no me mire a mi por encima del hombro si le digo que en mi última sesión sí se tiraron dados todo irá bien. Para trol idiota ya tenemos a John Wick y no necesitamos otro más.

En cualquier caso todos los juegos de rol que conozco incluyen tiradas de dados para dotar al juego (por que los juegos de rol son ante todo eso, juegos) de cierta objetividad. Objetividad que se consigue mediante la aleatoriedad de las tiradas. Como ya he defendido en muchas otras ocasiones, toda regla busca -o debería buscar- apoyar una meta u objetivo del diseño. Si un grupo de juego decide darle matarile, pues genial, ninguna policía del rol acudirá a impedírselo. Ahora bien, harían bien en identificar que aspecto del juego va a sufrir y pensar como lo van a reforzar. Supongo que lo que trato de decir es que si te cargas una regla, asegúrate de identificar correctamente quienes serán los daños colaterales.


El Desafío (4ª) - Días 27 y 28: Reglas

Vamos con dos preguntas más del reto de los 30 días. En este caso relacionadas con las reglas y mi relación con las mismas.

¿Analizas las matemáticas tas un sistema concreto o no te interesan? ¿cual te parece más perfecto?


Sí, las analizo. Otra cosa es que le de mucha importancia o haga una análisis muy concienzudo. Normalmente me basta con saber si la distribución es lineal (D&D) o normal (FATE), o si los personajes progresan de forma exponencial, lineal o logarítmica. Eso ya me da una idea del tipo de experiencia que los diseñadores buscaban con su juego, y puede ser tan valioso como una explicación detallada.

Ya en la guía del DM de Advanced Dungeons & Dragons 1ª edición, el propio Gygax discutía los dos tipos principales de distribución y comentaba que los dados son el dominio del Director de Juego. Conocer este tipo de entresijos son un plus a la hora de establecer adecuadamente las dificultades de las acciones. Como jugador también es útil, puesto que ayuda a calibrar las habilidades de nuestro personaje, bien para extraer de las mismas una interpretación más certera, o para recorriendo el camino inverso, lograr la hoja de personaje que mejor represente al personaje que queremos interpretar. 


En cuanto a la segunda pregunta, el único sistema perfecto es aquel que ayuda a cumplir con los objetivos de diseño. Por ejemplo, poco casaría una mecánica basada en tiradas de 3d6 sumados (distribución normal) con un juego tipo Savage Worlds que se anuncia como frenético, salvaje y rabioso.

Vas a una partida y se te olvida una regla importante ... ¿Te paras a mirarla o improvisas sobre la marcha?


Pues depende. En la mayoría de las ocasiones improviso. No me gusta parar el flujo de la partida si no es estrictamente necesario. Eso sí, intento tomar nota mental de que regla es para repasarla una vez terminada la partida. Claro que cuando hablamos de una regla que puede significar la muerte de un personaje es otro cantar. Entonces sí que paro el juego y consulto la regla. En esos casos es mejor que la cosa sea lo más objetiva posible.




martes, 26 de diciembre de 2017

El Desafío (4ª) - Días 25 y 26: Creaciones

Si en futuro pudieras escribir tu propio juego ¿cómo sería? ¿de qué trataría?


Como una gran mayoría de aficionados a los juegos de rol, algo he escrito ya en el pasado. ¿Buenos juegos? lo dudo mucho ¿queridos? enormemente. Con diez años recuerdo pasar las tardes de los sábados en compañía de mi gran amigo Raúl creando juegos de mesa. A base de blocs de dibujo, rotuladores y pegamento en barra ideábamos sucedáneos perfectos para recrear las máquinas recreativas, películas y cómics que más nos gustaban. El siguiente paso fue inventarnos los reglamentos que nos permitirían llevar un poco más lejos la experiencia que obteníamos de librojuegos como los de Dragones y Mazmorras Aventura-Juego. Aún conservo aquellos juegos con gran cariño. Como decía no eran buenos, pero divertidos a rabiar -al menos en aquella época-.

Demoniator, uno de aquellos juegos.
Un pastiche de  HeroQuest, Golden Axe y En Busca del Imperio Cobra. 

Mucho más recientemente me dediqué a una variación de Swords & Wizardry para uso de mi grupo. Incluso llegué a ponerle nombre: Leyendas de la Encrucijada. Fue muy entretenido y aprendí mucho, pero al final adoptamos Eirendor y aparcamos el proyecto. Supongo que es una de esas situaciones en las que entonas el "es más importante el viaje que el destino". Al menos sirvió de base para Vieja Escuela: El Juego de Rol. Y aún más recientemente escribí un pequeño resumen de reglas para jugar con niños basado también en D&D. Un reglamento que ya he podido poner en práctica en varias ocasiones con buenos resultados.

Toda esa experiencia pasada es la que me hace pensar que si en el futuro escribiera un nuevo juego sería con casi total seguridad la variación de un sistema ya existente. Pocas veces he creado un sistema desde cero. Hay demasiadas opciones disponibles como para reinventar la rueda. Creo firmemente en que usar un sistema ya probado como base minimiza el riesgo de cometer errores graves de diseño. Obviamente no hablamos de copiar, solo de fijar una base que vaya en consonancia con la experiencia de juego que buscamos. Lamentations of the Flame Princess, Clásicos del Mazmorreo, Dungeon World o el propio Eirendor son muy buenos ejemplos de lo que trato de decir. Me temo, por tanto, que nunca produciré nada especialmente rompedor. Y a mi ya me vale.

Si hablamos de temáticas la cosa tampoco va de sorpresas. Fantasía y ciencia ficción dura. Como jugador me gustan muchas otras temáticas -nunca dejo pasar una oportunidad de jugar-, pero al final la cabra tira al monte y son las temáticas que más me motivan. 


Esa regla casera que inventaste y de la que estás orgulloso


La regla de crítico en Leyendas de la Encrucijada/Swords & Wizardry. Quería que el combate de verdad ofreciera la oportunidad de que los jugadores participaran e interactuaran con el entorno. Por eso me pareció acertado que los jugadores pudieran describir efectos ventajosos cuando lograban un crítico. La pueden encontrar con todo lujo de detalles aquí.  

domingo, 24 de diciembre de 2017

El Desafío (4ª) - Días 23 y 24: Por qué compro rol

Seguimos con el reto de los 30 días respondiendo a dos nuevas preguntas muy relacionadas. De hecho voy a utilizarlas como excusa para elucubrar sobre lo que considero realmente importante: por qué compro rol. Y es que ya puedo ir adelantando que soy un perfecto diogenista rolero, de esos que algunos llamarían despectivamente "otro rolero de estantería". Como si una afición solo pudiera disfrutarse en un único eje de magnitud. Nada que el paso del tiempo no cure. Pero no nos adelantemos y utilicemos las preguntas del reto como hilo conductor.


Otro rolero de estantería ¡a por él!

¿Cuantos juegos de rol tienes?


Muchos. Empecé a jugar a juegos de rol en algún momento entre 1989 y 1992. Sinceramente no puedo concretarlo. En aquel momento iba al instituto y mis padres me daban la habitual paga semanal. Un pequeño estipendio con el que tenía que pagarme entradas a la discoteca, visitas esporádicas al cine, cenas de colegas y por supuesto, los juegos de rol. Una época de muchas fotocopias y pocos originales. Por suerte en mi grupo casi todos éramos DJ de algún juego -aunque  se lo pusiéramos muy difícil a algunos- por lo que tuve acceso a muchos juegos. De aquella época conservo mi MERP, La Llamada de Cthulhu y D&D (en su segunda y tercera edición). Añadan por supuesto varias ampliaciones, escenarios de campaña y módulos.

 Sin embargo las fotocopias no soportan muy bien el paso del tiempo, sobretodo si han visto mucha mesa. Y así llegamos a algún punto entre 2008 y 2010. Aparecen nuevas responsabilidades y quedar a jugar se complica. Durante años hemos exprimido nuestros manuales de Joc Internacional. Ahora que si hay presupuesto, es hora de cambiar esas fotocopias por los originales que no pude comprar en su momento. Pero no solo eso, decido que también quiero tener en mi colección aquellos juegos a los que más caña le he dado como jugador. Así es como RuneQuest, Star Wars D6, Stormbringer, Capitán Alatriste, Vampiro, Kult y Aquelarre terminan entrando en casa.

Y aquí llegamos a la primera razón para comprar rol -o al menos aquel rol-. Todos esos manuales son para mi álbumes de fotos. Solo tengo que pasarme por las hojas de cualquiera de esos manuales para que fluyan los recuerdos. Muchos de ellos asociados a personas que ya no están. Son juegos más que amortizados y pese a eso aún ven mesa de vez en cuando.

Aquí una foto de nuestro grupo de juego dándole pasaporte
a un gran minotauro gracias a un separación del alma.
Fue una época en la que me di cuenta de que existe una cosa llamada especulación. Sobretodo si se te ocurre mirar un "Moria, La Ciudad de los Enanos". Conseguir una copia original de los escenarios Dragonlance o Ravenloft se convierte en una misión casi imposible -y recalco lo de casi-. Así que disponiendo del presupuesto ¿por qué dejar pasar juegos que me interesan solo para descubrir en un futuro que los quiero? Eso ya lo hice en la adolescencia y aún me arrepiento de algunos casos sangrantes. Es una época en la que también entró en contacto con la escena OSR. Así llegan Aventuras en la Marca del Este, ACKS, Lamentations of the Flame Princess, Swords & Wizardry, etc. También otro tipo de juegos como Z-Corps, Savage Worlds, Marvel Heroic Roleplaying, Warhammer 2ª Edición, Dark Heresy, Conan D20, etc.

Hoy en día no he cambiado mucho el planteamiento. Mis  últimas incorporaciones han sido Eirendor y D&D 5ª, el primero es mi reglamento de cabecera ahora mismo, para el segundo tengo grandes planes también. En general se puede decir que muchas de mis compras ven mesa directamente o son apuestas por determinados juegos o personas. Por ejemplo me interesan las aventuras de LotFP y AelMdE, aunque no use sus reglamentos. Obviamente hay excepciones y algunos apenas han visto mesa una o dos veces, pero aún y así lo considero rentable. En una época donde muchas opciones de ocio cuestan un riñón, y teniendo en cuenta que no fumo, apenas bebo y tampoco soy de deportes caros -nada de bicis de 3.000€ o zapatillas para correr de 200€-, el precio de un manual básico o una aventura no me parece caro si me da al menos 4 horas de diversión con mis amigos. En ese aspecto sigo pensando que el rol no es una afición cara -su necesidad de espacio es otro cantar-.

Total, que como decía nada más empezar, creo que poseo una colección bastante extensa. Si bien cada uno ha terminado entrando en mi estantería por diferentes razones, a saber:

  1. El juego tiene un gran valor sentimental para mi. Generalmente porque viene cargado de recuerdos asociados a mi grupo de amigos más cercano.
  2. Es material OSR, que es el que más mesa ve ahora mismo. Mi presente.
  3. Es una apuesta de futuro. Me interesa la temática y me viene bien para cambiar de tercio de vez en cuando.
Y aunque no creo que deje de comprar, si que es verdad que he bajado bastante el ritmo. Supongo que porque ya conseguí la mayoría del material de corte sentimental.

¿Venderías tu colección?


Pues depende. Muy necesitado tengo que andar para desembarazarme de todo. Obviamente creo que lo último de lo que me desprendería serían de los ejemplares con carga sentimental. De hecho sospecho que tendrían que arrebatarme el Señor de los Anillos de mis manos frías.

Tampoco me desprendería facilmente del material que más uso ahora mismo. No solo por su valor lúdico actual, también porque está llamado a convertirse en el material que tendrá carga sentimental el día de mañana.

Y en cuanto a las apuestas, de todo hay. No en balde ya me he desecho de algo. Para comprar D&D 5ª me propuse que el dinero saliera de vender aquello que no ha resultado. Llamémosles apuestas fallidas.  Y así Vampiro 20 aniversario, La Era de la Rebelión y AFMBE ya han abandonado mis estanterías. No derramaré lágrimas por ellos.

¿Cuál es el libro por el que pagaste más?


No lo sé. Hay varios que han estado entorno a los 60€. No recuerdo pagar nunca más de 70€. Entre ellos estaría una copia de la caja de Relatos de la Lanza y un ejemplar de Moria. A esos niveles me lo pienso muy mucho y si lo gasto es porque lo considero dinero bien empleado. Si pudiera volver atrás los volvería a comprar.